Con la colaboración de:

Después de muchos años trabajando en esta temática, debates, cursos de formación, discusiones en foros y atendiendo siniestros donde está presente el riesgo radiológico,  los autores se han decidido a plasmar en un documento escrito algo que desde hace años es una demanda en el mundo de los bomberos y que, en más de una ocasión, ha servido de eje central para la elaboración de programas de formación con los autores y algún compañero que, aunque no esté ya con nosotros, si marcó el inicio en esta andadura de los riesgos tecnológicos y que a buen seguro estaría muy orgulloso de poder leer esta Guía Operativa.

Hace años que conozco a los autores y siempre han mostrado un gran interés por la formación y la transmisión de conocimientos de los riesgos tecnológicos en el ámbito de los Servicio de Emergencia; por ello, y dentro del marco de los Workshop de Riesgos Tecnológicos que se vienen realizando desde algunos años, se creó el GT de Riesgos Radiológicos cuyo trabajo fundamental se ha centrado en el desarrollo de esta Guía Operativa.

A pesar de que la Guía contempla todos los aspectos esenciales para los primeros intervinientes que se enfrenta a un riesgo radiológico, ésta se encuentra dividida en tres grandes bloques. Primeramente, se abordan los conocimientos técnicos necesarios para poder entender determinados aspectos que se tratan a lo largo de la Guía y que sin ellos no podrían entenderse determinadas actuaciones. El bloque central pretende explicar la necesidad de elaboración de esta Guía para los Servicios de Emergencia, a la vez que se propone un procedimiento operativo de actuación que comprende diferentes fases durante este tipo de intervenciones. Finalmente, un apartado dedicado a la presentación de diversos supuestos prácticos sobre los cuales se plantean una posible forma de abordarlos, según el procedimiento propuesto, hasta que llegue personal más especializado.

Esta Guía no tiene que entenderse como un punto final del GT, sino como un punto de partida para desarrollar procedimientos de actuación frente al riesgo radiológico y que puedan ser implantados en cualquier Servicio de Emergencia independientemente de su ubicación o tamaño, porque, como se dice al inicio de esta Guía, “La radiación está en todas partes”.

Hay que dar las gracias a los autores por el enorme trabajo, tiempo, esfuerzo y nivel de detalle técnico que ha dedicado a la elaboración de esta Guía Operativa que estoy seguro será de gran utilidad y que, muchos bomberos, policías, sanitarios y en general primeros intervinientes, vamos a sacar partida de ella.

 

Miguel Albaladejo Pomares

Oficial Jefe de Servicio de Bomberos de Leganés